Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
SharePoint

Skip Navigation Linksresena-historica

​​​​​​

​​​​RESEÑA HISTÓRICA


La Universidad Católica de Oriente –UCO- nacida del corazón de la Iglesia Diocesana, fundada mediante Decreto Diocesano 103 del 11 de febrero de 1982 expedido por Monseñor Alfonso Uribe Jaramillo, Obispo de la Diócesis Sonsón-Rionegro en ese entonces, quien tuvo la iniciativa de crear una institución de educación superior que respondiera con eficacia a las necesidades sentidas de la comunidad del Oriente Antioqueño y formar profesionales éticos y pertinentes con la Región. Surgió en un momento coyuntural del desarrollo del Oriente Antioqueño, canalizando no sólo las expectativas del entorno, sino también el posicionamiento de nuevos profesionales dentro del contexto latinoamericano, y desde entonces, se ha caracterizado por ser la universidad de la región y la casa de los sueños de los jóvenes del Oriente Antioqueño.​

La Institución obtuvo la Personería Jurídica por parte del Ministerio de Educación Nacional mediante Resoluciones 2650 del 24 de febrero de 1983 y 6718 del 9 de mayo del mismo año. Reconocida como Universidad mediante Resolución 003278 del 25 de junio de 1993.  Inició labores el 4 de abril de 1983 con 311 alumnos y 4 programas académicos.

 En razón de su misión evangelizadora, el 4 de abril de 1995, Monseñor Flavio Calle Zapata, Obispo de la Diócesis Sonsón- Rionegro y Canciller de la Universidad, en su afán como Pastor Diocesano de servir de una forma más concreta a la Comunidad Universitaria erigió la Parroquia Personal Universitaria "Madre de la Sabiduría" en el campus de la Universidad Católica de Oriente, siguiendo las normas canónicas. 

Aunque la sede de la Institución se encuentra en el municipio de Rionegro, se ha caracterizado por ser una universidad en contexto, con dinámicas de pensamiento global y acción local, en especial en los 23 municipios del Oriente Antioqueño.

Nuestra cercanía con los estudiantes y sus familias nos invitan a fortalecer constantemente los procesos de acompañamiento formativo de excelencia, acompañamiento espiritual, emocional y económico para transformar vidas y el desarrollo del territorio.

Desde su misión, la UCO brinda una educación de calidad, comprometida con el avance científico y tecnológico, orientada a ofrecer programas académicos contextualizados a las necesidades y retos potenciales de la región y el país; vivimos con intensidad la formación integral del ser humano y propiciamos la investigación y el desarrollo tecnológico. 

 La UCO no se ha limitado sólo a desarrollar programas académicos de educación superior, es así como, el 6 de noviembre de 1997, por Acuerdo CD-026, el Consejo Directivo de Universidad creó el Colegio “Monseñor Alfonso Uribe Jaramillo", consolidando un proyecto educativo integral que abarca los diferentes niveles y sectores de la educación, la población del Colegio en la actualidad asciende a 1122 alumnos matriculados en los niveles de transición, primaria y secundaria.  El Colegio se ha caracterizado siempre por su esfuerzo, dedicación y obtención de logros de sus estudiantes, prueba de ello, son los resultados obtenidos en las Pruebas Saber 11 en 2019 donde se ubicó como el No. 1 del Municipio de Rionegro, No. 2 en el Departamento de Antioquia y No.53 a nivel de Colombia.

En el año 1998 se crea el Sistema de Investigación y Desarrollo.  La Universidad Católica de Oriente asume desde su modelo pedagógico la investigación como uno de los ejes transversales que cruza y nutre todos los procesos de formación que se generan en el ámbito institucional.

 En junio de 2008 se creó la Dirección de Extensión y Proyección Social, como eje articulador de la investigación y la docencia, para proyectar y extender, desde su interior y hacia el entorno, todo aquello que constituye su esencia: el saber y el conocimiento generado, tanto el científico como el técnico y tecnológico, para la comprensión e intervención inteligente del juego de las circunstancias y poderes que determinan la situaciones que a diario se afrontan en nuestra sociedad.

 En el año 2012, se inauguró el Edificio Madre de la Sabiduría, el cual consta de una planta física con cuatro pisos donde, el primero funciona la parte administrativa, en el segundo, tercer y cuarto piso se encuentran 31 aulas de clase con una capacidad de 25 personas y 23 aulas con capacidad para 30 personas cada uno.  Adicionalmente, en el tercer piso del edificio se tiene el Auditorio Mons. Luis Alfonso Londoño Bernal, con capacidad para aproximadamente 150 personas y la Decanatura de Ingenierías, en el cuarto piso; además de las aulas de clase se encuentra la Decanatura de Ciencias Sociales, un laboratorio de Sistemas, la Rectoría y la Dirección Académica.

 Durante el año 2012 son reconocidos en Alta Calidad por el Ministerio de Educación Nacional, los programas de Agronomía, Contaduría Pública, Ingeniería Ambiental, Psicología y Comercio Exterior lo que se convierte en punto de partida para la Universidad en procesos de Acreditación.  Es así como, la Universidad es consciente de la importancia de generar confianza y ser digno de credibilidad no se logra con las simples formulaciones y declaración de principios. Se alcanza por un compromiso real, activo y creativo con la coherencia y la trasparencia, no sólo en la institucionalidad sino, sobre todo, en las personas, directivos, administrativos, docentes y alumnos, con principios y actuaciones morales inequívocos, sin pactos con la mediocridad o componendas con la corrupción. Así, la Acreditación Social de una Institución, si bien no está enmarcada en un sello formal, es un intangible de mayor valor que el oro, pues en ella radica la dignidad básica de la universidad, al saber que está cumpliendo con su misión.

 En el 2015, se crea Instituto de Educación para el Trabajo y Desarrollo Humano – MIES, el cual funciona en la Sede Centenario del municipio de La Ceja, departamento de Antioquia, con el cual se fortalece la oferta del servicio académico en técnicas y tecnologías laborales con encadenamiento futuro a los programas universitarios; cuyo fundamento es el servicio a la persona humana y a la comunidad, como instituto de educación para el trabajo y desarrollo humano, la excelencia en la formación integral de las personas y ciudadanos, de tal forma, que posibilite la construcción de una nueva sociedad basada en los principios de la Doctrina Social de la Iglesia.

 Entendiendo el contexto regional, su realidad y sus necesidades, los retos y oportunidades que eso representa para la Institución, es que la Universidad orienta su qué hacer y como respuesta cuenta actualmente con 8 facultades, 45 programas académicos:  23 posgrados (doctorado, maestrías y especializaciones; unos programas propios y otros en convenio), 24 pregrados profesionales, además de 1 tecnología y 1 un programa técnico profesional. Todos los programas son reconocidos por el Ministerio de Educación Nacional.

 El trabajo que por 38 años la Institución ha venido asumiendo y materializando, los cambios que ha enfrentado y los retos que le ha presentado el contexto, no solo regional sino nacional e internacional, los procesos de la cultura de la calidad y el mejoramiento permanente, han hecho que la UCO recoja frutos importantes, y que sea una Institución que se caracteriza por su labor social y humana; es así como en el año 2019 nuestra Institución fue reconocida como una Universidad Acreditada en Alta Calidad por el Ministerio de Educación Nacional mediante la Resolución No.009522 del 06 de septiembre de 2019, la cual fue producto de un proceso que la Institución ha venido realizando cada día y se da como resultado de un esfuerzo de más de 5 años de trabajo arduo y mejoramiento continuo. Un reconocimiento que marca un antes y un después de nuestro que hacer, que nos lleva a plantearnos y enfrentar retos importantes a nivel interno, con la región y el mundo.

 Además de los servicios académicos ya enunciados, se han adelantado grandes proyectos en convenios o por encargo de algunas entidades de orden nacional e internacional, gubernamental y empresarial; entre otros podemos mencionar algunos como: la Agencia Presidencial para la Acción Social y la Cooperación Internacional, El Ministerio de Educación Nacional, con el Departamento de Antioquia, Corporación Autónoma Regional de las Cuencas de los Ríos Negro y Nare -Cornare-, Rahan Meristemos,  la Corporación Empresarial del Oriente Antioqueño, ISAGEN, EPM, ISA, entre otros.

 ​En el 2021 se retoman proyectos institucionales de alto impacto académico como la autoevaluación con miras a la renovación de la acreditación institucional en alta calidad.

En este sentido, los programas de Licenciatura en Lenguas Extranjeras con énfasis en inglés e Ingeniería Electrónica, entraron al grupo de los programas acreditados en alta calidad; junto a Contaduría Pública, Agronomía, Ingeniería Ambiental y Psicología; que presentaron sus informes para avanzar en el proceso con miras a obtener su renovación de acreditación en Alta Calidad. 

Se asume el reto de postular otros programas para la evaluación de las condiciones de calidad por parte del CNA, con miras a la acreditación en alta calidad. Estos programas fueron:

Comunicación Social, Maestría en Educación y Derecho quienes recibieron visita de pares académicos y se encuentran a la espera del concepto. El programa Ingeniería Industrial está en la etapa final de la elaboración y entrega del informe de autoevaluación para tal fin.

En la actualidad, los programas de: Enfermería, Ingeniería de Sistemas, Administración de Empresas, Comercio Exterior, Teología (convenio) y la Maestría en Educación (convenio), también adelantan el ejercicio de autoevaluación con miras a la postulación de la acreditación en Alta Calidad.

Así mismo, el Ministerio de Educación Nacional otorgó registro calificado para el programa    Especialización en Didáctica del inglés y renovó tal registro, para los programas de Licenciatura en Lenguas Extranjeras con énfasis en Inglés, Maestría en Educación, Ingeniería Electrónica,  Zootecnia, Psicología, Gerontología y Maestría en Salud Familiar y Comunitaria.